AVISO

jueves, 15 de septiembre de 2011

Pequeña Guía (3): cabales, livianas y serranas

PEQUEÑA GUIA PARA INICIARSE EN EL FLAMENCO




cabales, livianas y serranas

Entroncada con la seguiriya está la cabal, una copla con la que se termina una serie de seguiriyas (son, por tanto, una forma de lo que se llama "seguiriyas de cambio") y que se canta con un cambio de armonía.


José Menese. Seguiriya y cabales


Aunque originalmente se cantaban al final, para rematar una serie larga de seguiriyas, y así se hace a menudo en las actuaciones en directo o en las reuniones privadas entre artistas y aficionados, en las grabaciones pueden encontrarse sueltas, al principio, o series de varias cabales.

Aquí tenemos varios ejemplos de algunas de las más características

Pepe el de la Matrona. Seguiriya de cambio de María Borrico


 
Señor cirujanito 
desengáñeme usted: 
si estos chorreles se quedan sin bata, 
lo quiero saber.

Rafael Romero. Seguiriya de cambio de María Borrico


 
Dicen que no se siente 
un apartamiento. 
Apartaítas te se vean tus carnes 
dentro de tu cuerpo.

Pepe Torre. Cante del Planeta




A la luna le pido,

la del alto cielo

de que me ponga
a mí me ponga mi padre en la calle,
que yo lo camelo.

     Manuel Torre ( con corbata ), junto a su hijo, también cantaor, Tomás Torre.

José el de la Tomasa. Seguiriya y Cante del Planeta



Se han llevao a mi pare
mare qué dolor
cuando he sentio el andar de la tropa
el pito el vapor.

Aay, a la luna le pido
la del alto cielo
que a mi me ponga
a mi pare en la calle
que bien lo camelo.

     José el de la Tomasa

Pepe el de la Matrona. Cabal de Silverio




Abrase la tierra,

que me quiero morir.

Que pa vivir como yo estoy viviendo,
que pa vivir como yo estoy viviendo
prefiero morir.


Rafael Romero. Cabales de Silverio y el Planeta



Antonio Mairena- cabales de Silverio



Antonio Mairena. Cabales del Planeta, el Fillo y Silverio



El Planeta.
Una queja mu grande yo tengo
con el alto cielo,
porque me hace la vía imposible
con quien yo camelo.

El Fillo
Dame esa limosna,
dámela por Dios,
con la limosna de tu miraíta
me alimento yo.

Silverio
A mis enemigos
no les mande Dios
estas duquelas tan grandes que yo tengo
que a mí me mandó.

Silverio
Yo me asomé a la puerta
por ver si venía
la marecita de las mías entrañas
de buscar la vía.


    El Fillo, discípulo de El Planeta


Diego Clavel con Antonio Carrión. Cante del Planeta



No creo en nadie
ya no creo en na
y en este mundo yo no creo
que na ha de variar


      El Planeta, el más antiguo cantaor de flamenco del que existe evidencia escrita


Pepe el de la Matrona. Cabal de Manuel Molina





Desperté y la vi.

Por si estaba soñando conmigo

la dejé dormí.



Sernita de Jerez. Cabal de El Loco Mateo




Los moritos iban a caballo

y los cristianos a pie,

como ganaron la casita santa
de Jerusalén.




Desde la Porverita

hasta Santiago, las fatiguitas,
mare, de la muerte
me se arrodearon.



José Menese. Cante del Planeta y cabales del Fillo




Francisco Moreno

morisco valiente

que no se pierdan las señas cabales
de tu alma rebelde

De azules y rosas

la tristeza llama
de negro y blanco, el toro y la rabia
y el dolor de España

Salgo de mi casa

salgo maldiciendo
hasta de los Santos que están en los cuadros
la tierra y el cielo



Son familia de la seguiriya la liviana y la serrana. En realidad, se considera que estos dos cantes son más antiguos. La primera sería una especie de seguiriya, pero más ligera, más "liviana".

Pepe el de la Matrona. Liviana primitiva





Camino Cazariche,
Venta Brabaero,
allí mataron a Bastián Bochoco
cuatro bandoleros.

¿A donde van esos machos
con campanillas?
Son de Pedro Lacambra
van pa Sevilla.

Antonio Mairena. Liviana




Fosforito. Liviana



    Fosforito

Alfredo Arrebola. Liviana



    Alfredo Arrebola

José el de la Tomasa. Liviana




Pedro Cintas por Liviana. Remata con la seguiriya de cambio



Más que Jesús en el Huerto

estoy pasando.

Estas son las ganancias
que estoy sacando.

Y si me vieras 
lástima te causara
dolor te diera.

El cante por livianas
está perdido,
nadie le mete mano
con lo que había sido.

Los arrieros
lo cantan en cuadrilla,
son lo primero.

Dicen que todo lo bueno
cuesta un sentido.
Qué sabras tú que cuesta
todo esto mío
que estoy pasando
por esta serrana
que yo bien camelo.

Redoblen las campanas
redoblen con dolor
que se ha muerto
la madre de mi alma
y de mi corazón.



José Menese. Liviana




La serrana se caracteriza por un patrón melódico muy característico en una sucesión de tercios que exigen una gran capacidad del cantaor. Silverio Franconetti fijó la secuencia más utilizada para cantar serranas: liviana, serrana, macho de la serrana y remate por cabal, para la que se suele utilizar la seguiriya de cambio de María Borrico.

Pepe el de la Matrona. Serrana





Serrana
Por la Sierra Morena
va una partía,
al capitán le llaman
José María.

Macho de la serrana
Que no va preso
mientras su Jaca torda
tenga pescuezo.

 Excepcional documento para disfrutar de las increíbles facultades de Pepe el de la Matrona, en un cante que exige una gran capacidad física para su ejecución. Esta es una de las letras más clásicas de la serrana.


Cuando sale la aurora
sale llorando
pobrecita qué noche
que estará pasando

porque la aurora
de día se divierte
de noche llora

Señor cirujanito 
desengáñeme usted: 
si estos tres niños se quedan sin su padre, 
lo quiero saber.


     Antonia Contreras

Antonia Contreras con Miguel Chamizo. Serrana



(Liviana)
Llevo ya tanto tiempo
sola en la sierra
que a falta de compaña
yo hablo a las piedras.

(Serrana doble)
Y en la sierra yo duermo
como en mi cama,
y de noche yo sueño
con mi serrana.

Y las estrellas
me guiñan al mirarme
como hace ella

(Seguiriya de cambio)
Y de noche y de día
lo mismo me da,
que mi relojito marcando irá la hora
de mi soledad.

Manuel Avila. Serrana



Manuel Avila


Manuel Oliver fue un gran intérprete de los los cantes del Zurraque de Triana. Serrana con el toque de Manolo Carmona.




Rafael Romero. Serrana





Serrana por El Chocolate y la guitarra de Antonio Carrion



Miguel Vargas. Serrana




(Liviana)

Me subí a un arbolito

por ver la senda

por donde se llevaron
a mi compañera.


(Serrana)

Tantas fueron mis penas

que yo aguardaba

que llanto como arroyos
no consolaban.


(Macho de la serrana)

Ay que martirio

que lágrimas no puean

darme un alivio.


(Seguiriya de cambio-María Borrico)

Mira si fueron grandes

mis amarguras

que yo rayaba con las mismitas lindes
de la locura.



Liviana, serrana y cambio de siguirillas por Curro de Utrera y el toque de Luis Calderito.



José Menese, con Melchor de Marchena. El inicio de la guitarra es muy característico de la serrana, a menudo se hace también con la liviana.



(Liviana)

Si poco necesito

pobre es mi hato,

un poquito de azúcar,
canela y clavo.


(Serrana)

La venta del Chaparro

veneno tiene:

arrierito que pasa
de ducas muere.


(Macho de la serrana)

Esta vereda

que voy que vengo,

que pasito a pasito
yo voy muriendo


(Seguiriya de cambio)

Para poder llevar

tanta pena y males

la fuerza de un santo mártir
necesito madre.

entradas anteriores:




PROXIMA SEMANA: LA SOLEA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada